Conociendo nuestra nueva ciudad, Londres


Sonaba el despertador en nuestra blanca habitación del hostel y nos sorprendió los rayos de sol que cruzaban la ventana. En el último mes antes de venirnos a Londres, todo el mundo decía que en esta ciudad llueve todos los días y que el sol no lo íbamos a ver, pero al parecer no iba a ser tan malo como decían, o al menos en estos primeros días. Nuestra llegada a Londres fué soleada y el segundo día amanecía con sol asique no estaba yendo tan mal.

Nos aseamos y nos vestimos rápido porque queríamos aprovechar el día. La noche de antes ya la habíamos organizado más o menos. Compramos dos horas de wifi en el hostel ya que no era gratuito. Nos dieron una contraseña la cual debíamos introducirla en la red wifi y estuvimos mirando varios destinos para conocer en el primer día después de la llegada.

Desayunamos en la habitación un tazón de cereales con leche que habíamos comprado la noche de antes en un supermercado del centro comercial llamado TESCO. Este supermercado es de los más comunes en Londres. (Una especie de mercadona español)

Haremos un pequeño post de los supermercados de Londres más adelante.

Nos pusimos manos a la obra y salimos del hostel dirección a la estación de metro de Hammersmith donde iríamos a informarnos sobre la oyster card. Al llegar a la estación estuvimos buscando las maquinas donde poder comprar esta tarjeta. También vimos una ventanilla de información donde fuimos a preguntar para que nos aconsejara. A todo esto hay que decir que la yuyi era la manejaba la batuta del dominio del inglés. Con un nivel B1 de Cambridge cuando estudió su carrera universitaria, era la que iba tomando las decisiones. El yuyi sin embargo se aventuró con un nivel de inglés de instituto, con lo cual, como se dice en nuestra tierra, !!iba más perdido que un chino en la Alhambra!!

Resultado de imagen de oyster card machine

Finalmente, después de intentarlo by ourself y no dar con la tecla en la máquina, decidimos ir al punto de información para que nos hicieran una oyster para cada uno. (Tenemos un post en nuestro blog dedicado a la oyster card para que sirva de ayuda) .

Pusimos dirección al centro de Londres, nos dirigíamos a la zona 1. Queríamos ver el Big Ben, no podíamos esperar y para allá que fuimos.

Desde Hammersmith Station cogimos la Distric Line, después de 8 paradas llegamos a Westminster  Station donde nos bajamos. Subimos las escaleras mecánicas y nada más salir ahí lo tienes, dándote la bienvenida, el Big Ben que siempre has visto en fotos y en vídeos, lo teníamos delante de nosotros. Impresionaba bastante, no imaginábamos que fuera tan alto, pero visto justo desde abajo era simplemente hermoso a la vez que increíble.

Paseamos por Westminster Bridge, cruzamos el támesis, volvimos a cruzarlo para ir hasta Parliament Square Garden a tomarnos unas fotos chulas con el Big Ben de fondo. No sin antes dejar inmortalizado tambien la famosa noria de Londres. (London Eye)


Nos llamó mucho la atención toda la gente que en este punto se podía concentrar. Había cientos de personas en este puente y otras cientos y cientos de ellas en ambos lados también. Todas ellas buscando su mejor foto del Big Ben, el London Eyes o  el Parlamento Británico.

El parliament Square Garden es un pequeño parque situado a la izquierda del Big Ben donde se pueden tomar unas excelentes fotos. Tiene muchas estatuas de personajes famosos como pueden ser Abraham Lincoln, Winston Churchill, George Caninng entre otros… Esta plaza está bastante cerca de la famosa Abadía de Westminster que tambien fuimos a visitar y que encara con la también famosa calle de Victoria Street.



Después de hacer miles de fotos de todas formas posibles y por haber, nos pusimos rumbo a la Abadia de Westminster con la intencion de entrar dentro. En esta iglesia se casaron los Duques de Cambridge ( George y Charlotte). También  se ha celebrado el 80 cumpleaños de la Reina Isabel II  y el funeral de la princesa Diana de Gales.

Nos disponíamos a buscar donde comprar la entrada pero vimos un cartel el cual ponía el precio de la entrada, y era de 20 libras cada uno. A nuestro parecer un poco caro, asique decidimos tomarnos unos fotos por fuera y seguir nuestro camino hacia Victoria Street.


Entramos en Victoria Street, una de las calles más concurridas de Londres. Mucha gente, mucho tráfico, muchas oficinas de trabajo, restaurantes y tiendas de ropa. Esta calle se extiende desde la Abadía de Westminster hasta Victoria Station.

En Victoria Street se encuentra el centro comercial Cardinal Place Shopping Centre que se encuentra en un increíble edificio super moderno con el exterior acristalado.

Uno de los pub más fotografiado de Londres es el The Albert, donde nosotros tampoco pudimos resistirnos a tomarnos una foto porque realmente era precioso. Se construyó en 1.862 y su nombre hace honor al marido de la Reina Victoria. Este pub tiene una anécdota y es que supuestamente su sótano está embrujado. (tampoco hemos querido averiguarlo mucho) jajaja


Continuamos andando y pusimos rumbo a St James Park. No habiamos visitado todavia Hyde Park pero este parque nos dejó enamorados. Super cuidado, con flores y arboles coloridos, lo que más nos gustó fué la primera toma de contacto con las ardillas que campaban libremente por el parque. Este parque está muy cerca de el Buckingham Palace, asique caminamos por este hermoso parque tranquilos hasta llegar al Palacio Real.


Cuando llegamos al Buckingham Palace nos quedamos impresionados con la dimensión de este, una gran verja de hierro rodeaba la entrada al palacio.

Constuido por el duque de Buckingham en 1.703 es actualmente residencia oficial de la familia real británica desde nada más y nada menos que 1.837.

Hay que decir que en 1940 recibió un duro golpe cuando a causa de un bombardeo destruyó la capilla real en la segunda guerra mundial. Sin embargo en la primera guerra mundial no fué atacado.

En pocas ocasiones se permite la entrada al Palacio Real. Entre julio y septiembre suelen hacer una o dos semanas de visitas las cuales cuestan 20 libras por persona, para que los visitantes puedan ver los salones de este hermoso palacio, pero el resto del año queda cerrado al publico que se conforma con ver los cambios de guardia que se ocupan de la seguridad de este.

Nosotros no era nuestra intención ir a ver el cambio de guardia puesto que suele ser sobre las 11:00 o 11:30 de la mañana y nosotros llegamos ya por la tarde, pero es totalmente recomendable y casi obligatorio si tenéis pensado venir a Londres.

A la guardia real los acompaña una orquesta militar al igual que una caballeria militar. Dura cerca de una hora en total y el tráfico queda restringido.

PERDONAD POR LA SUPER CALIDAD DE LAS FOTOS PERO NUESTRA CÁMARA DE ENTONCES ERA UN POCO CACAFUTI

Bueno después de visitar el Palacio Real pusimos rumbo a Trafalgar Square donde después de visitarlo cogeríamos el metro de vuelta a Hammersmith para descansar un poco y planear nuestro siguiente día.

Andamos de nuevo vuelta atrás por el parque St James Park dirección sur donde seguiamos viendo muchas ardillas y cientos de patos y aves, incluso llegamos a ver dos pelícanos a los cuales un hombre barbudo les estaba alimentando. (ni nos acercamos los yuyis, acojonados estábamos de pasar por al lado de esas pedazos aves) jajaja

Al final del parque nos encontramos con la Horse Guards Parade donde se celebra el cambio de guardia a caballo. Pasamos justo por  debajo de los arcos que nos hacia llegar a Withehall Street, la calle nos llevaría hasta Trafalgar Square.

Al llegar a esta plaza lo primero que te llama la atención es la enorme columna que hay en honor al almirante Nelson. Creada en 1.830 para celebrar la victoria de la armada brtánica contra los españoles y franceses en la batalla de Trafalgar, esta plaza es de las más importantes y más animadas de Londres.

En la parte norte de la plaza se encuentra la maravillosa National Gallery, el museo de arte más importante de Londres y más conocido mundialmente.


En este museo se encuentran piezas tan majestuosas de conocidos artistas como pueden ser Rembrant, Miguel Angel, Van Gogh y Velázquez.

Una de las cosas más maravillosas de Londres es que este museo que es de los más importantes del mundo es gratuito. Al igual que muchos otros repartidos por la capital inglesa. La cultura en este país es esencial y a los yuyis les parece maravilloso y digno de tomar nota para otras ciudades y países.

Y bueno, despues de sentarnos un buen rato en las escaleras de la National Gallery para descansar, pusimos rumbo a nuestro barrio. Esta fué nuestra cara cuando vimos que todavía nos quedaba más de media hora para poder ponernos el pijama y tirarnos en la cama de nuestra habitación.


Desde la plaza de Trafalgar hay una entrada de metro la cual tienes que andar por debajo un ratillo hasta llegar a la estación de Charing Cross, donde es ideal si resides en el norte o el sur de Londres pero los que deseamos ir al este o al este de Londres nos toca hacer transbordo de metro. Cogimos la Northend Line hasta la estación de Embankment donde volvimos a coger la Distric Line dirección Hammersmith.

En este post si os fijáis no hemos hablado mucho de nuestro futuro londinense y es que tenemos que confesaros que nuestros primeros días allí en Londres nos lo tomamos como cualquier turista que visita Reino Unido. No queríamos que por desgracia nos tuviéramos que ir sin encontrar trabajo de Londres y encima sin haber visitado lo más importante de la ciudad.

Sí que es verdad que pensábamos mucho en que teníamos que buscar empleo, casa y empezar a vivir en Londres, pero ¿cómo íbamos a empezar sin saber que habría tres calles más abajo del hostel?. De alguna manera servia para tranquilizarnos y pensar bien las estrategia que íbamos a realizar para no volvernos a España a las primera de cambio.

Podíamos visitar muchas cosas pero a la vez nos íbamos informando de cosas, cogiendo ofertas de trabajo en los cristales de los restaurantes y tiendas, viendo las calles más transitadas, anuncios de habitaciones en casas compartidas… y todas las noches nos gastábamos una pasta en comprar wifi en la habitación del hostel para seguir aprendiendo más de cómo empezar una vida en esta ciudad.

No vamos hacer muy pesado este post asique el siguiente dia lo dejamos para el siguiente amigos. Nos gustaría que nos acompañarais en este viaje de recuerdos. Podéis comentarnos y preguntarnos sobre este primer día después de la llegada a Londres. También podéis seguirnos en Instagram donde subimos fotos a diario.

Un saludo amigos viajeros!!