Encontramos casa en Londres. Primer paso conseguido.

Hola a todos amigos.

En este post vamos a contaros como encontramos casa y donde. No fué fácil, todo hay que decirlo. Y aunque parezca muy tópico esto que os vamos a decir ahora, es la pura verdad. “No os conforméis con la primera casa que veáis o la primera que os guste.” Seguid viendo muchas más y después elegid la que más os convenga o la que en mejor estado esté ( no hay que olvidarse de ese detalle). A veces cogemos la que más nos gusta y resulta que después es la que más problema da.

Resultado de imagen de habitaciones en londres

Un día en nuestro hostel, bajamos a la cocina para hacernos de cenar y descubrimos que no eramos los únicos españoles. Conocimos a dos parejas de Madrid que casualmente también habían venido a buscarse la vida en Londres. El tema de conversación claramente fué ” Qué caro es todo”, ” ¿Habéis conseguido el NIN?”, “¿Tenéis habitación ya?”. Los yuyis estábamos descubriendo más cosas cada vez que hablábamos con ellos. En una noche habíamos descubierto que el “NIN” era el National Insure Number. (La seguridad social inglesa). Para encontrar trabajo debíamos de hacernos una cuenta de banco y a su vez para tener una cuenta de banco seguramente nos pedirían primeramente lugar de trabajo y lugar de residencia. No todo pintaba tan fácil como nosotros creíamos que era. Imposible era llegar, echar CV y que a los 3 días estuvieras trabajando.

Resultado de imagen de NIN londres

Gracias a estas dos parejas, conseguimos el teléfono de un agente inmobiliario que se dedicaba a conseguir habitaciones compartidas. Nos llevó dos o tres días por la zona donde a nosotros nos gustaría vivir y también por donde la empresa tenia disponibilidad. A la yuyi le encantó la primera que vimos. Casa victoriana con un pequeño jardín a la entrada estilo… ya sabéis, estilo americana. Dos plantas y la verdad es que se veía bastante limpia. No estaba en la zona requerida por nosotros pero pintaba bien. Decidimos esperar a ver otras casas que ni por asomo lucían así de bien como la primera que vimos.

Resultado de imagen de casas victorianas londres con jardin

El problema de esa casa fué que andaba bastante lejos de la zona donde queríamos y no nos fiábamos porque realmente acabábamos de llegar a Londres y nos gustaba algo más céntrico donde supiéramos movernos. También es verdad que el precio de la habitación doble compartiendo con 3 personas más era bastante caro.

((Más adelante haremos un post especial sobre las agencias de casas en Londres, hay que tener bastante cuidado porque hay un gran indice de fraude.))

A la vuelta a nuestro hostel, cansados de ver casas y habitaciones (unas tan bonitas y otras que…mejor no decir nada) a la hora de cenar, casi siempre ya estábamos las tres parejas reunidas compartiendo nuestras opiniones y explicándonos como nos fué el día a cada pareja. Ultimando los días de hostel y bastante agobiados porque ellos también tenían la misma situación con nosotros, una pareja dijo que tenia casi segura una casa a poco más de 20 minutos de donde estábamos y que quizás se quedarían con esa, pero no era seguro. La otra pareja dijo que tenia una cita para ir a ver una habitación a 10 minutos de nuestro hostel, podían ir a ver la habitación y darnos el teléfono del Landlord (casero) por si había más habitaciones.

Así fué, al salir ellos de su cita con el Landlord nos dejaron su teléfono y lo llamamos rápidamente, quedando esa misma tarde para ver alguna habitación. Nuestros amigos nos dejaron la dirección e incluso nos dijeron lo que les iba a costar para poder decirle al casero que la queríamos al mismo precio. (Nos estuvieron contando que estuvieron negociando el precio de la habitacion con el Landlord).

La calle era Talgarth Road y el edificio se llamaba Talgarth Hotel. Efectivamente cuando entramos por la puerta pudimos comprobar que era un antiguo hotel con su recepción a la izquierda nada más entrar. Mac era el hombre de origen Indio, el que nos recibió y nos comentaba y enseñaba los rincones de ese antiguo hotel. Suelo de moqueta, escaleras que crujían por la vieja madera y muchas puertas con números. Todas esas puertas eran diferentes habitaciones. Unas eran double, otras eran single, incluso había family room que eran un poco más grandes.

Resultado de imagen de talgarth road

Resultado de imagen de talgarth hotel west kensington

Nos llevó hasta nuestra habitación donde nos enseñó la disposición. Cada habitación tenia una encimera y frigorífico pequeño. Además tenia también un lavabo en la pared con un espejo y un armario/despensa para guardar la comida seca. También teníamos nuestro armario para la ropa. Era como vivir en un hotel. La cocina estaba al final del pasillo. Todas las plantas tenían cocinas y baños. Eso quería decir que cada vez que tuviéramos que cocinar tendríamos que ir hasta la cocina donde seguramente alguien de tu mismo pasillo de otra habitación también estaría haciéndose de comer. También significaba que cuando quisieras ducharte, debes de coger todas las cosas e ir hasta el final del pasillo donde alomejor está ocupado el baño y te tienes que volver a tu habitación. (Parece que nos a pasado alguna vez  ¿verdad? jajaja). Pues sí, y muchas. Ponernos en la situación de que tienes una entrevista de trabajo y vas con el tiempo justo, quieres ducharte pero PAAAMM!!! está ocupado. Igual con la cocina. Quieres cocinar tranquilo por la noche porque vienes cansado de andar por todo Londres repartiendo CV’s y PAAAAMM!! trescientas mil personas cocinando.

Resultado de imagen de talgarth hotel west kensington

Al final hablando y negociando también con el Landlord ( el cabrón quería cobrarnos más cara la habitación), decidimos que ese casa hotel residencia, era una buena opción para comenzar nuestra aventura londinense y justo en la zona que nosotros queríamos. Pero como siempre todo no iba a ser tan sencillo. Cuando crees que todo está empezando a ir bien el casero nos comentaba que esa habitación no se iba a quedar libre hasta el día 12 de Octubre. 2 días después de que nos cumpliera la reserva del hostel. Tuvimos que pagar dos noches extras de hostel, más caras de lo normal por tal de coger esa habitación. A nuestros amigos creo recordar les pasó lo mismo pero solo tuvieron que reservar una noche más.

Pero bueno, recordamos tener una gran  satisfacción de saber que ya al menos teníamos alojamiento y podíamos pensar en el siguiente objetivo.  El siguiente objetivo era obtener el NIN para poder ir al  banco a abrirnos una cuenta bancaria.

La llegada a nuestra nueva casa la dejamos para el siguiente post amigos. Nos gustaría que nos acompañarais en este viaje de recuerdos. Podéis comentarnos y preguntarnos sobre este día de búsquedas de casas. También podeis seguirnos en Instagram donde subimos fotos a diario.

Un saludo amigos viajeros!!

 

Deja un comentario