Ternasco Aragonés a la brasa: claves y recetas para chuparte los dedos

Ternasco Aragonés a la brasa: claves y recetas para chuparte los dedos

El restaurante Velagua a pocos minutos de Zaragoza es conocido en todo Aragón por ofrecer los mejores y más variados platos de ternasco aragonés a la brasa de toda la capital. Por ello, hoy nos quieren hablar de todas las exquisiteces que se pueden probar en su restaurante y las claves de su éxito.

Cuando pensamos en un asador de ternasco, lo primero que nos viene a la cabeza son las chuletillas, ya que son las reinas de todas las brasas aragonesas. Aunque es lo que más se consume en todo Aragón, existen otros cortes del cordero que también quedan muy bien y tienen mucho éxito entre nuestros comensales como:

  • Los churrascos: son tiras adobadas de la falda del cordero.
  • Los tournedós: es un corte de pierna sin hueso de unos 2-3 cm de grosor.
  • Los collares: son medallones con hueso procedentes del cuello y se cocinan igual que unas chuletillas, teniendo en cuenta que hay que dejar estos muy hechos.

Al ser platos muy elaborados y de gran cantidad, si eres turista y vas a alojarte en un hotel de Zaragoza para disfrutar de su turismo y gastronomía durante los últimos días de verano, te aconsejamos hospedarte en su hotel El Águila para no tener que moverte mucho tras esas brasas deliciosas.

 

Claves de su elaboración

 

  • El fuego

Dependiendo de la pieza que preparemos, la potencia del fuego deberá ser mayor o menor. La cantidad de carne que cocinemos también será un factor imprescindible para saber cuánta brasa deberemos utilizar. 

Cuando los chefs del restaurante Velagua preparan los churrascos o los tournedós preparan las brasas bastante rusientes, ya que lo ideal es cocinarlo poco a poco. 

 

  • Los tiempos de las brasas

Si a la cantidad y potencia de las brasas hay que prestarles atención, el tiempo también es clave para los asadores y sus productos. Al igual que ocurre con la potencia del fuego, al corte también hay que prestarte mucha atención. 

Los churrascos necesitan más tiempo (unos 10-12 minutos a fuego medio), las chuletillas necesitan menos (unos 3 minutos por cada lado) y los tournedós están listos en 3-4 minutos por cada cara.

 

La calidad del producto

Junto con el tiempo de cocinado y la potencia del fuego, este es el otro factor diferencial a la hora de preparar cordero a la brasa. Al ser un plato sencillo y con pocos ingredientes, la calidad de los mismos es esencial.

En el restaurante del Hotel el Águila y en el restaurante Van Gogh del Aparthotel Los Girasoles, de la misma empresa hotelera Eizasa Hoteles, emplean el Ternasco de Aragón I.G.P, ya que al disponer de más grasa entreverada es el mejor para las brasas.

Si eres amante de las carnes, te recomendamos probar en ambos restaurantes otros cortes de cordero que te dejarán sin palabras: 

  • Falda entera: para que tenga un sabor excepcional lo ideal es marcar la parte de la piel en rombos. De esta manera se cocinará mejor y quedará más tierna.
  • Las chuletillas de badal: son las 4 o 5 primeras costillas después del cuello, situadas justo debajo de la paletilla.
  • Las cabezas de cordero: se deben cortar por la mitad y cocinar con fuego suave porque si no pueden quemarse con facilidad.

 

Otras recetas de cordero

Tras saber los anteriores consejos claves para cocinar el cordero, os dejamos otras recetas que podréis degustar en los hoteles de Eizasa o preparar vosotros mismos en vuestras casas. 

  1. Barbacoa con churrascos de cordero
  2. Costillas de cordero a la brasa
  3. Chuletas de paletilla de cordero con brochetas de verduras
  4. Tournedós de cordero con trigueros en salsa holandesa

 

Please Login to comment

Deja un comentario para que sepa tu opinión sobre este post

  Subscribe  
Notify of
Ruta en moto por Bali en 11 díasTe mandaremos tu guía motera por Bali a tu email